¿Política ambiental en México?: un debate necesario.

Por: Paulina Flores Martínez y Rebeca Miranda Castañeda 

Febrero 2021

En México, a nivel nacional la política pública para la conservación, preservación y protección del medio ambiente no ha sido una prioridad en las agendas de los últimos gobiernos federales. Esto no es una noticia nueva, y quizás hasta suene a obviedad. Hoy, en México Sostenible damos inicio a una serie de reflexiones en torno a este tema. Nuestra motivación surge a partir de observar los movimientos más recientes de la presente administración del Gobierno Federal en materia de política ambiental, y de preguntarnos cómo se verá el panorama en 2024. 

Para afirmar que la política ambiental no es ni ha sido prioritaria en México, un indicador lo encontramos en los montos presupuestados al sector. De acuerdo con el CEMDA (1) en los últimos 7 años, se han recortado 59.5% a los recursos asignados en el presupuesto federal. Recortes que se traducen en impactos importantes en la capacidad operativa de las instituciones encargadas de la política. Por mencionar un ejemplo, como resalta el CEMDA, entre 2016 y 2020 para la protección de las Áreas Naturales Protegidas el presupuesto federal se ha reducido en 87% y  entre 2013 y 2020 se redujeron 2,515 plazas destinadas a la defensa y protección del medio ambiente mexicano. Estos son solamente dos ejemplos del recorte implacable que ha sufrido el sector.

Sin embargo, para ver un muy buen ejemplo de una revisión al estado de la política ambiental en el país ¿por qué no visitar el análisis que Rodolfo Lacy realizó a fines del 2012? quien entonces  destacaba , entre otros puntos, que: 

  • La CONAGUA concentraba 70% de los recursos asignados a los temas ambientales y la CONAFOR 12%. Demostrando una desproporción institucional con implicaciones importantes: a menor presupuesto, menor capacidad operativa y ventaja para definir políticas públicas.

  • Los campos de innovación y adopción de nuevas tecnologías limpias en el país están desactivados, lo que nos condena al retraso tecnológico que conlleva una pérdida de competitividad, particularmente en energía, transporte y construcción.

Y ya con estos datos que nos abren el apetito, puede que más de uno se pregunte si después del sexenio de Peña Nieto, y con un tercio del camino de AMLO ya recorrido, las cosas se ven similares o no.

Tomemos en cuenta el análisis de Carlos A. López Morales, publicado en agosto del 2019. López argumenta que en México la historia reciente deja ver un debilitamiento del ‘compromiso del gobierno con el medio ambiente’. Mientras que en la década de los noventas se armó al Estado con comisiones especializadas, institutos de investigación y una procuraduría ambiental, después, en los años dos mil los objetivos de sustentabilidad ambiental pasaron a compartir jerarquía con las metas de crecimiento y desarrollo económicos. Hasta que finalmente, en la administración de Peña Nieto se observó una clara subordinación de los objetivos ambientales ante los económicos. Los resultados, afirma López, los podemos explorar con datos de la contabilidad ambiental mexicana: ‘por cada peso que se añade al Producto Interno Bruto por crecimiento económico, se generan, en el mejor de los casos, DOS pesos por costos ambientales’.

Lo anterior muestra un panorama claro: se han reducido considerablemente  los recursos destinados para las dependencias federales que fueron creadas para preservar el patrimonio natural de México. En algunos casos, incluso se han quedado prácticamente sin capacidad de operar. En nuestra opinión, dicho resultado demuestra una falta de visión a futuro puesto que la salud de las personas es dependiente de la salud de los ecosistemas. Ser negligentes en este aspecto acarrea consecuencias dañinas para la sociedad.

Con base en lo anterior, consideramos que el estado actual de la política ambiental es  un debate necesario en nuestro país. Los invitamos a seguir nuestras reflexiones que estarán publicándose en el blog a lo largo de los próximos meses. ¡Quédate atentx a este espacio!

 

REFERENCIAS

 1. CEMDA. (2020). Recortes al sector ambiental [en línea]. CEMDA. Recuperado el 19 de enero de 2021 de: https://www.cemda.org.mx/recortes-al-sector-ambiental/

2. IPBES. (2020).  Workshop Report on Biodiversity and Pandemics of the Intergovernmental Platform on Biodiversity and Ecosystem Services. Daszak, P., das Neves, C., Amuasi, J., Hayman, D., Kuiken, T., Roche, B., Zambrana-Torrelio, C., Buss, P., Dundarova, H., Feferholtz, Y., Foldvari, G., Igbinosa, E., Junglen, S., Liu, Q., Suzan, G., Uhart, M., Wannous, C., Woolaston, K., Mosig Reidl, P., O’Brien, K., Pascual, U., Stoett, P., Li, H., Ngo, H. T., IPBES secretariat, Bonn, Alemania.

3. Lacy, Rodolfo. (2012, 26 de noviembre). Doce años después: SEMARNAT. Letras Libres [en línea].  Recuperado el 28 de octubre de 2020 de: https://www.letraslibres.com/mexico-espana/doce-anos-despues-semarnat

4. López Morales, Carlos A. (2019, 1 de agosto). La política ambiental 2018-2024: mal inicio. Letras Libres [en línea]. Recuperado el 28 de octubre de 2020 de: https://www.letraslibres.com/mexico/revista/la-politica-ambiental-2018-2024-mal-inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *