Convenios Internacionales en las Políticas Públicas para un Transporte Público Sostenible

Por: Nallely R-E
CIIEMAD- IPN

Dentro de las múltiples necesidades que desea satisfacer cualquier población se encuentra el transporte, ya que éste servicio permite el traslado de personas para cumplir con otra necesidad como el trabajo, la escuela,  compras necesarias para comer, vestir, etc. Pero la mala planificación y ejecución del mismo conlleva a inconformidades que se pueden traducir en el aumento de automóviles particulares que sólo agravan el problema (más congestionamientos viales, mayor tiempo de traslado, más contaminación) que interviene negativamente en el que éste sea un transporte sostenible.

En este ensayo se aborda, lo que se entiende por transporte sostenible así como su importancia de trabajar en él. Se continúa con los Convenios Internacionales que hacen mención como principal objetivo el concepto antes mencionado, emergiendo la pregunta ¿Cómo las Políticas Públicas del Transporte Urbano podrían contribuir al desarrollo de un transporte sostenible?. La hipótesis central del ensayo afirma que las Políticas Públicas contribuyen al desarrollo de un transporte sostenible si se incluyen las Estrategias de los Convenios Internacionales de Transporte como la DECLARACIÓN DE BOGOTÁ 2011 y  EL FUTURO QUE QUEREMOS 2012.

Un Transporte Sostenible

Después de 1987 con el Informe de Brundtland, el objetivo primordial a nivel mundial es alcanzar un Desarrollo Sostenible[1] que para lograrlo, son múltiples los sectores en los que se debe de trabajar, entre ellos se encuentra el transporte. Este tema es retomado en el Foro Regional de Transporte Sostenible para América Latina en 2011, llevado a cabo en Colombia donde México fue partícipe y firmante del Convenio resultante (La Declaración de Bogotá, 2011). En este documento se estipula que los países de la región deben de trabajar por la construcción de un Transporte Público sostenible definido como “[…] la  provisión  de  servicios  e  infraestructura para  la  movilidad  de  personas  y  productos,  necesarios  para  el  desarrollo  económico  y  social  y  mejora de calidad de vida y competitividad.  Estos servicios e infraestructura de transporte  ofrecen  acceso  seguro,  confiable,  económico,  eficiente,  equitativo  y  al  alcance  de  todos,  al  tiempo  que  mitigan  los  impactos  negativos  sobre  la  salud  y  el  medio  ambiente  local  y  global,  en  el  corto,  mediano y largo plazo, sin comprometer el desarrollo de futuras generaciones.” (Declaración de Bogotá, 2011)

Esta definición no sólo se queda estipulado en ese Convenio sino que al siguiente año se lleva a cabo la Cumbre de Río 2012 donde resultó el Convenio El Futuro que queremos que nuevamente hace mención de la importancia de persistir el Desarrollo Sostenible, incluso, posee un apartado del sector Energía que está  vinculado con el Transporte. Este Convenio refuerza la necesidad de continuar con la planificación a futuro y optar por hacer uso de energías alternativas de forma que disminuya su impacto ambiental.

Los Convenios Internacionales en las Políticas Públicas de América Latina.

La hipótesis se reafirma con un ejemplo en América Latina donde un Instrumento derivado de una Cumbre donde diversos países son partícipes y firmantes, se comprometen a crear Políticas Públicas para un transporte sostenible que estén basados en el instrumento antes mencionado.

El 08 de Agosto de 2014 se presenta el Libro Blanco de la Movilidad Urbana Sustentable de América Latina derivado de la I Cumbre de Ciudades Líderes en Movilidad Urbana Sustentable de Lima, Perú. Este instrumento trata la movilidad como un derecho social, es decir, que toda persona, sin discriminación alguna, debe de tener acceso a dicha actividad.

Para lograr construir un Transporte sostenible, en la definición de la Declaración de Bogotá 2011 se mencionó que debía de proveer de servicios e infraestructura para la  movilidad  de  personas y que mejore su calidad de vida. En el Libro Blanco de la Movilidad Urbana precisamente hace énfasis en esta parte, denominada como movilidad sustentable.

Este documento ha sido la base para la mejora de SIMUS (la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados para la Movilidad Urbana Sustentable), creada en 2010 en Curitaba, Brasil con la finalidad de integrar los sistemas de transporte urbano de América Latina más avanzados. Esta asociación trabaja en conjunto con la Red de Ciudades Líderes en Movilidad Urbana Sustentable (MUSAL) bajo los principios de Libro Blanco de la Movilidad Urbana Sustentable de América Latina.

SIMUS trabaja por iniciativas en Políticas Públicas “[…]como espacios de encuentro de cooperación para trabajar de manera conjunta y unificada temas estratégicos de interés entre y ante las diferentes instancias de decisión parlamentaria, gubernamental y no gubernamental; y encuentros técnicos, para mejorar la gestión y operación de los Sistemas Integrados de Transporte a partir de una experiencia compartida de soluciones frente a problemas comunes.” (Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados para la Movilidad Urbana Sustentable en http://alasimus.org/acerca/)

Se requiere de una visión integral en la que las Políticas Públicas aplicadas al Transporte Urbano y particularmente sobre las normas, reglamentos, planes y programas nacionales e internacionales, que contribuyan a regular y modificar las condiciones de este sector.

¿Porqué los Convenios Internacionales en las Políticas Públicas?

El Estado tiene la obligación de crear Políticas Públicas que actúen sobre un problema público (Carvajal Arizaldo, 2011, p. 98) para satisfacer las necesidades de su población; Como se estipula en El Futuro que Queremos, incluso los gobiernos locales son los que deben hacer lo necesario para construir el desarrollo en sus localidades y las Políticas Públicas son, precisamente “aquellas decisiones y acciones legítimas de gobierno que se generan a través de un proceso abierto y sistemático de deliberación entre grupos, ciudadanos y autoridades con el  fin de resolver, mediante instrumentos específicos, las situaciones definidas y construidas como problemas públicos.” (Arellano y Blanco, 2013, p.27)

Por tanto, el punto medular es trabajar durante las etapas del proceso (Aguilar Villanueva Luis, 1993, p. 15) de la formulación de las Políticas Públicas en el transporte público que permitan su ejecución satisfactoria, mediante complementos estratégicos que impulsen a la construcción de un Transporte Sostenible.

Los Convenios Internacionales pueden contribuir en la construcción del núcleo duro[2] de las Políticas públicas permitiendo establecer objetivos así como las rutas de acción para alcanzarlos sin dejar de lado la característica de ser flexibles; se puede moldear con base en los acontecimientos permitiendo que se cumplan los objetivos o metas del núcleo duro (Cinturón de protección o periferia) obteniendo un respaldo estratégico de cómo abordar el transporte.

Finalmente, partiendo de lo local se puede alcanzar lo global, es decir, se trabaja en un problema público que está afectando a la población como obtener un servicio en el que el gobierno es responsable de proporcionar como el transporte público, mismo que puede ser resuelto mediante Políticas Públicas locales (Desarrollo local, haciendo uso de recursos propios) que permitan la planificación adecuada de este servicio logrando que éste sea un transporte sostenible que se encuentre al alcace de la población alcanzando el mayor objetivo mundial: un desarrollo sostenible.


[1] Este concepto se entiende como “aquel que garantiza las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.” (Informe de Brundtland (1987) citado por Cuervo Luis, 1997)

[2] Núcleo duro: es la base fundamental y la más fuerte de la política pública, es aquella parte que no se modifica por que de ese núcleo se derivan las decisiones, las rutas, las estrategias, es la esencia de la creación o nacimiento de la política. (Merino, Mauricio, 2008, p. 8)


Bibliografía:

  • Aguilar Villanueva, L. (1993). El proceso de la Política. En Problemas Públicos y Agenda de Gobierno, México.
  • Arellano, David y Felipe Blanco. (2013). Políticas Públicas y Democracia. México.
  • Carvajal Burbano, Arizaldo. (2011) Desarrollo Local. Manual Básico para Agentes de Desarrollo Local y otros actores. España.
  • Declaración de Bogotá (2011) en Foro Regional de Transporte Sostenible para América Latina.
  • El Futuro que queremos (2012) en La Cumbre de Río 2012.
  • Merino Mauricio (2008). La importancia de la ética en el análisis de las políticas públicas en Revista del CLAD Reforma y Democracia (41), 8.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Commentarios

commentarios